Lindoooooos!

viernes, 27 de enero de 2012

Maneras de sorprender a alguien I parte 1



Vi tu maleta en la puerta y entonces comprendí que te ibas. Que la rutina nos había ganado la partida y que el amor se había ido de tu corazón despacio, sin avisar, sin darnos cuenta.
Entré en el salón y vi una carta con mi nombre, supuse que era una despedida. "Que cobarde" pensé, al menos podría despedirse a la cara. Cogí la carta con furia y decepción y la empecé a leer:


Supongo que al entrar has visto las maletas en la puerta, puede que pienses que me voy y que soy un cobarde por no despedirme de ti a la cara. Lo siento mucho, pero no puedo despedirme de ti en persona, porque no quiero y tampoco me puedo despedir de ti por carta, porque esto no es una despedida.
Da media vuelta, camina por el pasillo hasta llegar a nuestra habitación y lo entenderás todo.


"¿Que clase de broma es esta?" pensé y empecé a caminar por el pasillo, cuando llegué a la puerta de la habitación dudé en si abrir o irme a dar un paseo por las rocas y tranquilizarme viendo el mar, como siempre hago, pero finalmente lo hice, abrí la puerta y me encontré con una gran sorpresa, algo que no me esperaba.


Continuará

1 comentario:

Montse Prieto dijo...

me has dejado en ascuas!! :)