Lindoooooos!

lunes, 31 de octubre de 2011

A.

Éramos tan diferentes y eso era lo que nos unía: las diferencias.
Era ese tipo de persona que acababas de conocer y parecía que la conocías de toda la vida, de otra vida
Ese tipo de persona en la cuál confiabas ciegamente porque sabias que nunca te iba a fallar, pasase lo que pasase.
Sí, eramos tan diferentes que nos unimos demasiado y al principio todo iba bien. Pero con el tiempo esas diferencias no unían tanto. Y se convirtieron en un puente. Cada una de nosotras en un lado del puente, separadas. Pero aún podíamos volver a reunirnos y volver a unirnos, aunque no como antes.
Con el paso del tiempo, ese puente se rompió y no hubo manera de volver a reunirnos.
Un gran agujero en medio nos separaba, y no había vuelta atrás. ¿Cómo pasó? nosotras aún no lo sabemos. Pero sucedió, por desgracia.


Quiero que sepas que aún pienso en ti, a pesar de que nuestra amistad no fuese tan fuerte e interminable como creíamos. Qué felices fueron aquellos años junto a ti.
Supongo que a los 15 aún crees en esa palabra: SIEMPRE.
Pero cuánto nos equivocamos, aún así, te llevo en el corazón. Como un bello recuerdo, porque lo malo lo he dejado atrás.




2 comentarios:

Romualdo dijo...

si es cierto existen personas a las cuales basta con hablarles para ya no poder despegarse de ellas! estoy comenzando mi blog te agradeceria que lo visitaras!http://romualdo21.blogspot.com/ chao cuidate!

Milagros Amira dijo...

Me encantó.. sin palabras, que linda manera de expresar todo lo que sentiste. Divino, y la imagen también ♥ saludos!