Lindoooooos!

viernes, 30 de septiembre de 2011

Un poco de mí

Sé que a veces es difícil aguantarme, pero ¿no fuiste tú quién dijo que para siempre, para lo bueno pero sobretodo para lo malo? entonces, ¿de qué te quejas?.
Soy como soy, te guste o no, pero ante todo no hagas promesas si sabes que no las vas a poder cumplir. No crees ilusiones en la gente si luego la vas a decepcionar. No me vendas el paraíso si no lo tienes. No me digas que me quieres si eso no es verdad. No me llames si no vas a tener nada importante que decir. 
Nadie es perfecto y yo menos, si tu elección soy yo atente a las consecuencias: No soy tan dulce como crees, solo a ratos. No soy callada y a veces puedo parecer maleducada por decir lo que pienso sin tapujos. Por la mañana me despierto despeinada y con el rímel corrido. Si me mientes puedo ser la persona más gritona del mundo. A veces soy vengativa. Como puedes observar no soy y nunca seré esa chica que siempre ríe, siempre se comporta, siempre está guapa, siempre está dispuesta a dejarlo todo por ti. Primero van mis prioridades, y luego si tienes suerte, tú. No esperes que sea una princesa delicada, porque no lo soy ni me gustaría serlo.
Si me aceptas como soy y no pretendes cambiarme, prometo ( y lo pienso cumplir) que no te agobiaré, no te llamaré a cada instante, no te impondré mis ideales porque así como yo soy como soy, tú eres como eres.
¿Te atreves?



jueves, 29 de septiembre de 2011

TS

"Vull que sàpigues que sóc feliç. El faixi jo no és problema teu, que els meus pensaments no són per tú. Que cada segon que estic amb tú ho veig més clar i vull marxar"


Trozo de una canción que me encanta. Lo traduciré para que todo el mundo que habla castellano lo pueda entender:


"Quiero que sepas que soy feliz. Lo que haga yo no es tu problema, mis pensamientos no son para ti. Que cada segundo que estoy contigo lo ve0 más claro y quiero irme"



martes, 27 de septiembre de 2011

Si te ilusionas, te decepcionan.

En momentos como éste te das cuenta de quien realmente te necesita a tu lado, quien realmente está dispuesto a darlo todo por ti. Quién es capaz de darte, sin tú haberle dado prácticamente nada y quién no te da prácticamente nada, cuando tu siempre has dado.
¿Cómo puede ser que la persona a la que más he querido no haga nada más que hacerme putadas? y ¿que la persona a la que entre comillas le hecho alguna gamberrada esté dispuesto a hacer mucho más que la primera?
Son cosas de la vida, pero me da rabia.


miércoles, 21 de septiembre de 2011

Ataque de celos disimulados

- Hoy han venido tus amigas a casa de B. a tomar algo y tú no estabas...
+ Ya, he ido con unos amigos. No sabía que ellas habían ido con vosotros...
- Pues sí y te he estado buscando y no estabas...
+ No me cogían el teléfono.
- Pero es que últimamente no vas con tus amigas, siempre vas con ellos. No tienes que dejar a tus amigas de lado.
+ Y no lo hago, sólo que no escuchaban el teléfono y no sabía que hacían así que he ido con ellos.
- Ah...
+ ¿Estás celoso?
- ...


Luchar

Cuando pienso en la palabra luchar de luchar por algo me viene a la mente una persona decidida, fuerte, valiente, que no le teme a nada. Que tiene una gran autoestima y por eso es capaz de luchar para conseguir todo lo que se propone. 




Eso es lo primero que me viene a la mente cuando pienso en esa palabra, pero luego pienso más a fondo y también me viene a la mente por ejemplo, una persona insegura de sí misma, con una autoestima por lo suelos o prácticamente enterrada que lucha por conseguir superar esas inseguridades, por elevar su autoestima.




En verdad, las personas luchamos constantemente aunque no nos demos cuenta.
Luchamos por sentirnos bien con nosotros mismos, por encajar en algún sitio, por ser aceptados por los demás, por amor. Luchamos por cosas simples, cosas del día a día y por eso no nos damos cuenta de que estamos luchando. Cuando creemos que estamos luchando es cuando nuestros objetivos son más ambiciosos, abarcan más, mucho más y son más difíciles de conseguir.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Cuando quiere es un amor

- ¿Sabes? sin ti en la cama, hasta parece más grande.
+ ¿Si? bueno es normal. Seguro que ahora estás más cómodo.
- Bueno... la verdad es que prefiero dormir contigo aunque se esté más estrecho.






viernes, 16 de septiembre de 2011

Mañana de besos

+ ¿Qué hora es?
- mmm... las doce y cuarto.
+ Se me ha hecho tarde, me tengo que ir.
- No hasta que no te dé todos los besos que me de la gana.



martes, 13 de septiembre de 2011

Ni contigo, ni sin ti

Voy a superar mis miedos. Lo tengo decidido.
Voy a hacer cosas que hace unas semanas jamás se me hubiesen pasado por la cabeza.
Pero como dicen, mejor sola que mal acompañada y yo ya he estado demasiado tiempo mal acompañada por el miedo que me producía estar sola para siempre.
Voy a intentar estar sola, vencer mis temores y si no los supero... si me veo demasiado sola, sé lo que acabaré haciendo. Volveré para él.
En muchas ocasiones me siento como una yonki, no puedo vivir sin él aunque sé que es malo para mi. Le dejo completamente, empiezo a estar bien y tengo mis recaídas. de las cuales me atrapan y no puedo salir.
No sé como va a acabar todo esto, pero sé como va a empezar. Estando SOLA.
Que miedo me da esa palabra, la odio. Pero quiero intentar hacer las cosas de otra manera.
Diciendo todo esto me estoy autoengañando, lo sé. Porque quiero dejarle, estar sola, solo y exclusivamente para que él se de cuenta de que me ha perdido y empiece a hacerme más caso, me empiece a buscar, empiece a no poder vivir sin mi y así poder estar juntos como yo quiera, no como él quiera.
Va a ser un fracaso total, pero... ¿quien no ha hecho estupideces?
Además si sigo así como estoy ahora, va a ser peor.
En mi opinión, creo que es mejor decir: "bonita, da el paso. Dile que se acabó lo que sea que tengáis, que no quieres saber nada de él, esperar a que te busque, te llame, te quiera de verdad y puedas ser feliz y si no vuelve, dejarlo estar para siempre".
¿Pero que voy a hacer si no vuelve?, ¿si no hace todo lo que yo espero?
Por favor, necesito fuerzas para no volver a caer si él no se ha esforzado y me ha demostrado lo que yo necesito...


PD: Lo sé, dije que no iba a hablaros más de mi vida amorosa, peeeeero (todo en la vida tiene un pero) necesitaba soltarlo. Llevaba días rondando por mi cabeza y hoy he explotado.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Mi debilidad y yo

Me he dado cuenta de que tengo un terrible miedo a estar sola (sentimentalmente me refiero). Por eso hago lo que hago.
Me he enamorado de un chico que solo me hace caso cuando le interesa porque dice que no se quiere enamorar nunca más, pero mientras, me siento atraída por otros que hacen todo lo que él no hace y me gustaría que hiciera. 
Cuando uno de estos chicos lo tengo seguro, doy patada al imbécil del que estoy enamorada porque con él me siento demasiado feliz cuando estoy a su lado y más desgraciada aún cuando no estoy con él, que es la mayoría del tiempo. Entonces, intento que todo vaya bien con el chico del cual solo me siento atraída y deseo poder olvidarme de esa persona que ha traído más tristezas a mi vida que alegría.
¿Pero que pasa? que él vuelve, y como mujer enamorada, también soy la más tonta de todas y vuelvo, vuelvo sin remedio, porque le hecho de menos y porque espero que esta vez SÍ cambie (y una vez detrás de otra espero eso, y nunca llega). 
En algunos casos, se acaba la historia que sea que tenga con ese chico, del cual no estoy enamorada y para no sentirme sola, vuelvo con el chico del que realmente estoy enamorada aún sabiendo que lo pasaré mal porque así, en algunos momentos tendré compañía y no todo será soledad.
¿Por que soy así? me siento tan mala persona, jugando con la gente según me convenga por culpa de mi miedo a estar sola, a que nadie me pueda querer...
Así que no puedo quejarme de mi tristeza, de mis ganas de llorar, de sentirme tan desgraciada porque en verdad me lo merezco. Por todo lo que hago. 
Hace unos días pensé en darle la patada nuevamente al imbécil, porque ya tenía a otro y hoy, ese otro solo lo tengo a medias y eso no me basta. Y no sé que hacer, si decirle adiós al imbécil y afrontar el riesgo de estar sola que me horroriza o seguir con esto, que para mi es como una lenta y dolorosa enfermedad de la cual sólo él tiene la medicina para curarme y me la da cuando quiere y eso no me basta.
A mi no me basta verle una vez a la semana, no me basta que me busque solo un día, pero tampoco puedo obligarle a que haga algo que no quiere pero yo deseo.



A veces me siento como Blair Waldorf, que ama a Chuck Bass aún sabiendo que junto a él lo pasa más mal que bien. Y hace lo mismo que yo sin resultado alguno, igual que yo.
Y Chuck Bass hace lo mismo que él, fallar a Blair e irse con otras.
También algo en común que tenemos él y yo con estos personajes es el buen sexo.






Y como dijo Chuck Bass en un capítulo de Gossip Girl: "hay diferencia entre un Gran Amor y un Buen Amor".
Pero, ¿realmente puede ser un Gran Amor, un Buen Amor también?