Lindoooooos!

jueves, 4 de agosto de 2011

A veces rendirse es la mejor opción

Sigo sin tener noticias de él aunque ya no pienso esperar más delante del teléfono. Si quiere algo ya lo dirá aunque puede que ahora sea yo la que no quiera contestarle, aunque conociéndome como me conozco puede que a los cinco minutos o media hora ya esté contestándole, eso sí, para decirle de todo, para reprocharle que sólo me conteste los mensajes cuando a él le da la gana. ¿Tanto cuesta contestar un mensaje? pues no, no cuesta nada y más si ese mensaje se lo envías vía Whatsapp, ¡que no te cobran ni un céntimo!
Y ahora me pregunto: ¿porque tuve que recaer? ¿porqué? si ya estaba más o menos bien sin él, si ya no le buscaba, si ya casi no pensaba en él, pero claro, vino con su sonrisa y su arrepentimiento... y sus mensajes y sus llamadas... y ahora, ¿que tengo de él? nada. Ya sabe que me tiene asegurada y ya no le hace falta esforzarse más, pero eso va a cambiar.
En estos momentos me siento más identificada que nunca con una canción de Taylor Swift, "the story of us".
"Solía pensar que mi lugar era al lado tuyo"
"Porque últimamente no sé en que página estás"
"Un simple complicación, falta de comunicación"
"Tantas cosas que quería que supieras, tantas paredes que no puedo atravesar"
"Ahora estoy parada sola en una habitación llena de gente, pero nosotros no nos hablamos y estoy muriéndome por saber si esto te está matando a ti como me está matando a mí"
"Empiezo a pensar que algún día contaré nuestra historia, sobre como perdía mi cabeza cuando te veía aquí, pero sostuviste tu orgullo como deberías haberme sostenido a mí"
"¿Porqué fingimos que no pasa nada? te diría que te echo de menos pero no sé como, nunca había oído un silencio tan fuerte"






Sólo tengo ganas de aclarar las cosas, de decirle todo lo que pienso en estos momentos: "yo así no puedo seguir, si me quieres o te importo demuéstramelo si no... esto se acaba aquí. Prefiero sufrir unos meses por tu ausencia que no toda una vida por tus miedos, dudas, silencios y demás tonterias. Yo tengo mucha paciencia, ¿pero no crees que ocho meses es mucho tiempo para estar soportando todo esto?, yo ya no puedo más.
Y si se tiene que acabar que se acabe. Ahora estoy más decidida que nunca, aunque conociéndome y sabiendo de mis ataques de bipolaridad tal vez después no lo tenga tan claro... pero cada vez que las dudas me vengan leeré esto.
Necesito escapar de aquí, de esta ciudad.

No hay comentarios: