Lindoooooos!

miércoles, 20 de julio de 2011

Reflexiones de una loca que esconde su locura

Me gustaría creerte, siempre. Pero a veces me cuesta.
Soy desconfiada por naturaleza, la experiencia es lo que tiene. Después de llevarte un chasco detrás de otro es difícil volver a confiar, en cualquier persona.
Pero estoy convencida de que si todo esto sale bien, de una vez por todas (ocho meses, ¿no crees que ya ha pasado suficiente tiempo para volver a creer en el amor, en MI amor?) seré la persona más feliz del mundo y la que siempre confíe en ti.
Que difícil es volver a apostar por alguien, a luchar, cuando ya lo creías todo perdido y más aún después de lo que me pasó la última vez que decidí luchar por alguien...



Por otro lado, no sé que hacer con mi vida. Si continuar estudiando o no. Quiero encontrar trabajo para estos meses, pero es imposible. No hay nada y estoy un poco cansada la verdad de buscar y buscar y nada. Pero esto es lo que tiene, a mis casi 18 años estoy saliendo al mundo real y dejando atrás el que mis padres crearon para mí, para que viviera sin complicaciones pero alguna vez hay que salir de este mundo "perfecto" y ahora es el momento adecuado para mí. Tengo algunos proyectos en mente para cuando encuentre trabajo. Por ahora son: sacarme el carnet de conducir y comprarme un coche. También me gustaría visitar a mis amigas cuando se vayan fuera a estudiar y ser un poco más independiente económicamente, es decir, no depender de mis padres cuando necesite dinero aunque sean gastos tontos como ir a tomar algo con amigos o comprarme alguna camiseta. Sé que estos proyectos no son importantes ni nada, pero para mi sí que lo son porque significa que estoy creciendo y estoy empezando a ser autosuficiente.

No hay comentarios: