Lindoooooos!

miércoles, 20 de julio de 2011

Reflexiones de una loca que esconde su locura

Me gustaría creerte, siempre. Pero a veces me cuesta.
Soy desconfiada por naturaleza, la experiencia es lo que tiene. Después de llevarte un chasco detrás de otro es difícil volver a confiar, en cualquier persona.
Pero estoy convencida de que si todo esto sale bien, de una vez por todas (ocho meses, ¿no crees que ya ha pasado suficiente tiempo para volver a creer en el amor, en MI amor?) seré la persona más feliz del mundo y la que siempre confíe en ti.
Que difícil es volver a apostar por alguien, a luchar, cuando ya lo creías todo perdido y más aún después de lo que me pasó la última vez que decidí luchar por alguien...



Por otro lado, no sé que hacer con mi vida. Si continuar estudiando o no. Quiero encontrar trabajo para estos meses, pero es imposible. No hay nada y estoy un poco cansada la verdad de buscar y buscar y nada. Pero esto es lo que tiene, a mis casi 18 años estoy saliendo al mundo real y dejando atrás el que mis padres crearon para mí, para que viviera sin complicaciones pero alguna vez hay que salir de este mundo "perfecto" y ahora es el momento adecuado para mí. Tengo algunos proyectos en mente para cuando encuentre trabajo. Por ahora son: sacarme el carnet de conducir y comprarme un coche. También me gustaría visitar a mis amigas cuando se vayan fuera a estudiar y ser un poco más independiente económicamente, es decir, no depender de mis padres cuando necesite dinero aunque sean gastos tontos como ir a tomar algo con amigos o comprarme alguna camiseta. Sé que estos proyectos no son importantes ni nada, pero para mi sí que lo son porque significa que estoy creciendo y estoy empezando a ser autosuficiente.

martes, 12 de julio de 2011

Por mucho que las nubes tapen el cielo, el sol no deja de brillar

Mil preguntas vienen a mí, como una ráfaga de viento huracanado. Pero las respuestas tardan un poco más en llegar. Exactamente, esas respuestas llegarán el miércoles si todo va bien.
Que lento me van a pasar estos días.
¿Estoy haciendo lo correcto? espero que sí, porque siempre me salen las cosas mal. Quiero que por una vez en mi vida esto me salga bien.

hoy ha sido un buen día, la verdad. No me puedo quejar. Me he levantado contenta, gracias a él, el chico que decía que nunca se iba a enamorar. Me ha despertado y la verdad que no me esperaba ninguna noticia suya hoy. Sabía que me iba a decir cosas esta semana, pero no me esperaba que me dijera nada, o al menos que no me dijera algo tan pronto. Justo en Lunes. Principio de semana. Pensaba que se iba a hacer de rogar un poco más, pero estoy contenta de que no haya sido así.



domingo, 10 de julio de 2011

Pobre niña de cristal

Tengo ganas de escribir, pero no me salen las palabras.
Hace un día precioso, pero mi interior está oscuro... hacía mucho tiempo que no estaba tan oscuro.
No puedo parar de pensar y cada minuto que pienso, más me hundo. ¿Tanto cuesta ser feliz?
Ayer, una pequeña discusión que fue la gota que colmó el vaso. Ya estaba mal, estaba muy enfadada y la discusión con una amiga acabó de rematar la noche, noche que había sido perfecta menos cuando acabó...


En cuanto a las vacaciones sentimentales sólo puedo decir que ¿qué clase de vacaciones sentimentales son estas? estoy más confundida que nunca. Además, parece que cuando decides pasar del amor, es cuando llama a todas horas, sea quien sea.



Me hace mucha gracia la fortaleza que me ven las demás personas, cuando yo misma sé que soy más débil de lo que parezco y de lo que me gustaría. Todo el mundo me ve como una chica con un carácter fuerte que no deja que nadie la pisotee, pero a la mínima que me pisotean me derrumbo interiormente, aunque exteriormente aparento fuerza y tranquilidad. Puedo enfrentarme a los demás, sí, pero luego a solas, en mi casa me derrumbo. Soy más débil de lo que piensan y de lo que yo misma pensaba.
Y aquí es dónde la frase tan conocida por todo el mundo recobra más sentido que nunca: las apariencias engañan.