Lindoooooos!

viernes, 17 de junio de 2011

Y cada cierto tiempo, el corazón se encoge

Tienes una pesadilla basada en tu vida propia, es decir, en esa pesadilla ocurre tu mayor temor que puedas tener en ese momento, eso que tienes tanto miedo que suceda en la realidad y por instinto te despiertas y tienes una sensación rara en el cuerpo: el corazón encogido pero a su vez que late muy fuerte y te sientes triste y atemorizada, luego piensas: menos mal que no ha pasado de verdad, que todo era una pesadilla, pero esa sensación sigue ahí, en tu cuerpo, clavada como una espina.
Pues hoy me ha pasado exactamente lo contrario, vamos por partes.
Ayer me dieron una muy mala noticia, de esas noticias que esperas que nunca ocurran pero en tus sueños ocurren, pues eso y me empecé a sentir mal.
Me fui a dormir y no paraba de darle vueltas al tema, hasta que caí rendida.
Hoy me he despertado con la misma sensación que os he descrito antes, solo que en vez de pensar que por suerte solo era una pesadilla, he pensado: ojala hubiese sido una pesadilla, pero es la realidad, la puta realidad y yo, no puedo hacer nada.
Y como una tonta me he puesto a llorar.
¿Que voy ha hacer con mi vida ahora que todo va mal?
Tantas preguntas sin ninguna respuesta, hoy voy a dedicarme a buscar las respuestas que tanta falta me hacen, deseadme suerte...



No hay comentarios: